miércoles, 28 de agosto de 2013


En el 2012 se denunciaron 524 robos de bicicletas en la ciudad de México. La cifra parece baja si se compara con el número de automóviles robados en la ciudad, un total de 11,071, pero cobra cordura si se considera que los seguros para bicicleta en México son una novedad.

Thona Seguros y Seguros S son pioneros en la materia: ambos ofrecen seguros para bicicletas, con variantes que van desde asistencia en viaje, mantenimiento anual de la bicicleta y asesoría jurídica en caso de robo.

Con la póliza que ofrece Thona Seguros, los ciclistas pueden circular por cualquier parte y estar protegidos en caso de tener un accidente, sufrir la pérdida de una extremidad o perder la vida, afirmó Luis Huerta, director general de la compañía.

Huerta explicó que si una persona sufre un percance mientras conduce su bicicleta y ésta queda inutilizada, la aseguradora puede proporcionar el servicio de taxi para que el usuario llegue a su destino final.


En caso de que la bicicleta sea robaba, Thona Seguros brindará la asesoría de un abogado para que el cliente presente su denuncia ante el Ministerio Público.

“Quienes adquieran el seguro también pueden llamar a la compañía y solicitar asesoría nutricional y consejos de salud para que físicamente se conserven en perfecto estado y puedan seguir con la práctica del ciclismo”, dijo Huerta.

¿CUÁNTO CUESTA EL SEGURO DE THONA?

El producto para bicicletas que ofrece Thona Seguros tiene un costo de 400 pesos anuales y ofrece una protección por hasta 20,000 pesos en caso de sufrir un accidente o fallecimiento. Si requiere atención médica, la póliza ofrece una cobertura de 10,000 pesos.

El costo de la póliza puede elevarse en la medida en que la prima del seguro también lo haga. Por ejemplo, si el usuario paga 650 pesos anuales puede estar asegurado por hasta 40,000 pesos.

El seguro se encuentra disponible en todo México.

SEGUROS S Y ELECTROBIKE

La póliza de Seguros S sólo se ofrece si la bicicleta fue comprada en la tienda ElectroBike, especializada en bicicletas eléctricas. Igal Rubinstein, director general de Seguros S, confía en que otros establecimientos se interesen por ofrecer el producto como parte de sus servicios de venta.

“Al ser un artículo fácilmente 'robable', por decirlo así, buscamos proteger a las bicicletas desde que son nuevas”, dijo Rubinstein. En conjunto con ElectroBike, la compañía lanzó el producto este lunes, con el que además se busca promover a la bicicleta como un medio de transporte urbano y ecológico.

La póliza cubre todo el valor de la bicicleta. Cuesta 5% del valor de la bicicleta, aparte de los derechos de distribución y el IVA (o cualquier otro impuesto que existiera en el momento de la compra). No se requiere ningún tipo de documentación extra, ya que se ingresa el nombre de la persona que está comprando y a partir de ese momento el usuario se lleva su cobertura junto con su bicicleta.

El tipo de pago depende del distribuidor, en este caso de Electrobike. “Si hay crédito el seguro se integra en el crédito; si hay meses sin intereses, el seguro se integra a los meses sin intereses. Es como si estuvieras comprando un aditamento para la bicicleta”, explicó Rubinstein.

El seguro estará disponible a partir del 6 de mayo, y es renovable anualmente, pero no se encuentra disponible para su venta individual (sólo adquirir el seguro) ni en venta por Internet.

LA COBERTURA DE SEGUROS S

Lo que cubre la póliza de Seguros S y ElectroBike:

Robo total con violencia

Pérdida total por daños materiales que sufra la bicicleta y que se generen a consecuencia de un accidente de tránsito, en el que la bicicleta asegurada esté siendo transportada en un lugar adecuado, como la cajuela de un automóvil, sobre soportes de bicicleta o en la canastilla del vehículo

Responsabilidad civil (daños a terceros): cubre por hasta 50,000 pesos el daño generado, siempre y cuando no sea con dolo, como cualquier tipo de póliza en el mercado

Lo que no cubre la póliza de Seguros S y ElectroBike:

Al usuario. El dueño de la bicicleta puede optar por una póliza contra accidentes personales, pero se trata de un producto que no está en la alianza con ElectroBike

Robo de partes: no cubre el robo de una llanta, el manubrio, etcétera; sólo cubre robo total con violencia

Daños del propio desgaste de la bicicleta

Ningún ningún tipo de multas o sanciones impuestos por la autoridad al momento de utilizar la bicicleta

LAS OPCIONES DE AXA MÉXICO

Carlos Islas, director de Promotorías de AXA, explicó que los usuarios de una bicicleta pueden contratar un seguro de objetos personales y su costo dependerá del valor del objeto y de la cobertura deseada. Hay bicicletas que por su nivel de tecnología pueden costar lo mismo que un auto de medio uso, afirmó Islas.

    “En este caso el usuario tiene que llamar a un agente de seguros y solicitar que dentro del rubro de objetos personales asegure su bicicleta”, explicó.

Para ofrecer el servicio, la compañía pide la factura o el avalúo de la bicicleta para saber cuál será el valor de la reposición del artículo en caso de robo o de sufrir algún desperfecto.

Una cobertura elemental para este tipo de productos incluye los daños que pueda sufrir la bicicleta por el uso frecuente, como serían la ruptura de la cadena o del manubrio por una caída.

Si el interesado adquiere una póliza contra accidentes personales quedará protegido contra daños a terceros y responsabilidad civil. Por ejemplo, si el ciclista provoca la muerte de una persona por chocar contra ella o destruye el aparador de un establecimiento, tiene una cobertura de hasta 3 millones de pesos.

El seguro que incluye dicha cobertura tiene un precio de entre 3,000 y 4,500 pesos anuales.

La compañía ofrece también un seguro de cobertura en el hogar, que puede incluir el robo específico de una bicicleta. En este caso la póliza protege todos los muebles que se encuentran dentro de una vivienda y que han sido previamente registrados ante la compañía de seguros.

El directivo de AXA mencionó que todo ciclista debe utilizar siempre un casco para reducir los riesgos de fallecer en caso de sufrir un golpe en la cabeza y, si es posible, un chaleco que proteja su columna vertebral.

“Es muy recomendable que el ciclista lleve consigo una placa de metal colgada al pecho que incluya nombre, teléfono, alergias y su grupo sanguíneo; y de ser posible, luces de advertencia que lo hagan más visible en el tráfico”, explicó.

Visto en Economista

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio