martes, 29 de octubre de 2013


Al mirar el cadáver del ciclista al que atropelló, Uriel "V", junto con un amigo más, tomaron las tres botellas de vodka que llevaban en el automóvil en el que viajaban y las arrojaron  a una jardinera.
El estudiante del Instituto Politécnico Nacional conducía a exceso de velocidad por el carril confinado del trolebús, cuando chocó contra un taxi, volcó, arrolló a la víctima y destrozó un poste.
Eran pasadas las 10 de la mañana, la hora en que el joven de 21 años y dos amigos viajaban por calles de la colonia Nueva Vallejo.

Uriel, al volante de un automóvil Fiat 500, conducía por el Eje Central Lázaro Cárdenas. Ahí, los automóviles estaban varados en el tráfico de la vía. Para avanzar y superar los conflictos viales, el conductor invadió el carril confinado al Trolebús.

Así, a exceso de velocidad, el hombre logró rebasar la fila de vehículos que se dirigían hacia La Raza.
Al llegar a la esquina de la calle Poniente 134, el conductor se encontró con un taxi que intentaba dar la vuelta hacia la vía de doble sentido. Tras pegar contra el lado izquierdo de la parte trasera del taxi Tsuru, Uriel perdió el control del volante.


El automóvil derrapó justo por el lugar donde el ciclista pasaba. El golpe del vehículo lanzó al hombre hacia la orilla de una banqueta, y su cuerpo rebotó hasta caer debajo del escalón. Al pegar en la cabeza, el ciclista murió.

SE DEDICABA A LA ALBAÑILERÍA

Se trataba de un trabajador que a diario recorría la calle donde ocurrió el percance. Así lo indicó un bolero y testigo del percance, quien reconocía al ciclista como un hombre que se dedicaba a la albañilería.

El declarante dijo que el vehículo Fiat volcó hasta chocar contra un poste de madera que derribó, para después estrellarse contra uno de metal.

Uriel y un amigo bajaron del vehículo. Al ver muerto al ciclista regresaron al automóvil para sacar tres botellas de vodka que lanzaron hacia una jardinera.

Dentro del coche los esperaba una mujer llamada Sandra Marlén. Por los golpes que recibió, la joven de 21 años fue atendida por paramédicos que llegaron al lugar.

Según los primero reportes, no se detectó alcohol en la sangre del conductor, aunque los peritajes aún no concluyen.


Visto en El Universal Mx

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio