martes, 26 de noviembre de 2013


Ni tardos ni perezosos, los ingenieros de Daimler aprovecharon que el papa Francisco sugirió a sus seguidores ser más humildes y no viajar en autos tan lujosos, para hacerle llegar un Smart de dos ruedas. “Me hace mal cuando veo un cura o una monja en un automóvil último modelo”, dijo el Papa, apelando a la “coherencia con la pobreza” que deben mostrar los hombres de la Iglesia.

Tras estas declaraciones, en la entrega simbólica de las llaves del nuevo papamóvil montado sobre la plataforma de un ML 350, el CEO de Daimler AG, Dieter Zetsche, le hizo llegar un Smart eByke al papa Francisco, la primera bicicleta que le da Mercedes-Benz a un papa en más de 80 años.



Durante su reunión papal, el presidente de Daimler también habló sobre el objetivo de la compañía de creación de un futuro sostenible para el transporte.

El nuevo vehículo del Papa, además de ser ligero, gracias al uso de componentes como una cadena de carbono, cuenta con una batería que al recargarse puede ofrecer hasta 100 kilómetros de autonomía. Entre otras cosas, esta bici también cuenta con computadora de viaje y una entrada USB que sirve para cargar el teléfono móvil con la energía que va generando.

Visto en BioGuía

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio