viernes, 14 de marzo de 2014



"Estamos en conversaciones con la federación para investigar. Se cumplieron todos los protocolos después del accidente y estamos haciendo una investigación para ver los responsables del caso", confesó Natalia Riffo, ministra del deporte.

El accidente que se produjo en el Velódromo de Santiago marcó la jornada de los Odesur. Irene Aravena, ciclista chilena, cayó cuando competía por la medalla de bronce en la prueba de velocidad por equipos. La deportista nacional chocó contra un partidor que no fue retirado en la pista lo que provocó que tuviese que ser intervenida de urgencia en la Clínica Santa María.

Desde la Confederación Panamericana de Ciclismo (COPACI) culparon a las chilenas del accidente y defendió las instalaciones del reducto deportivo.


"El problema se genera por una falsa partida de Brasil. El comisario realizó dos disparos en el centro de la pista y Brasil abandonó, pero chile continúo la prueba", señaló Gabriel Uruchet, delegado técnico de COPACI.

El delegado de la Confederación Panamericana de Ciclismo atribuyó el accidente a la "presión de las chilenas" por obtener una medalla.

"Nunca vi esto en 21 años en el ciclismo. Quizás los nervios y la presión por una medalla afectaron a las chilenas. La deportista no vio el partidor hasta que levantó la cabeza".

Además, agregó que "el equipo de Brasil paró a los 15 metros y eso que ellos iban por el lado de la tribuna más numerosa. El disparo se ejecuta en el centro de la pista para que todos escuchen".

En relación a los cuestionamientos que se han generado por las condiciones de seguridad del velódromo, Urechet destacó las características del recinto deportivo.

"El velódromo reúne todas las características necesarias. Perfectamente puede albergar pruebas olímpicas", finalizó.

Para ver el video click aqui

Visto en La tercera

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio