lunes, 17 de marzo de 2014


El ciclista alemán Marcel Kittel, el equipo Giant-Shimano, pagó un tremendo enfado con su bicicleta y la tiró al suelo tras sufrir una caída durante la segunda etapa de la Tirreno-Adriático el pasado jueves 13 de marzo, una bicicleta valorada en unos 19.000 euros.

Kittel era uno de los favoritos al triunfo de etapa, pero sufrió la caída cuando restaban a penas 2.5 km hasta el final. Después de la carrera, el alemán se disculpó por sus acciones e 'hizo las paces con su bici'.


- Lo siento por lanzar mi Giant Propel al suelo. Todavía la quiero! Estamos teniendo una relación intensa. Dijo Kittel.


Pero la historia no quedó ahi. Al día siguiente, el sprinter se presentó ante su 'amiga' con un ramo de flores para firmar las paces definitivas.


- Intentando mantener nuestra relación tras nuestra pelea de ayer. He pedido perdón a mi amor esta mañana.

¿Será para no quedar mal con sus patrocinadores?






Visto en Diario Del Triatlón

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio