jueves, 10 de abril de 2014


Se trata de la empresa Altiuz, que tras informar a sus empleados que pagaría a quienes utilizaran sus bicicletas como medio de transporte, ya logró que 21 de sus casi 40 trabajadores, lleguen en dos ruedas a la compañía.

El gerente de marketing de dicha empresa, Guido Coppa relató esta satisfactoria experiencia, que se refleja en los sueldos de fin de mes. El sistema considera un pago de $150 pesos por kilómetro recorrido, ida y vuelta. Dependiendo de la distancia se pueden lograr “por ejemplo en mi caso, $1200 pesos diarios porque depende de los kilómetros registrados respecto de las direcciones de cada uno”.

Fue tanto el éxito de esta medida, que tuvieron que mandar a hacer bicicleteros, “la idea es que se sientan seguros y el beneficio además del dinero es que se ha notado mucho el cambio de actitud de las personas, sobre todo ahora que empezó abril”.

Pero eso no es todo, porque desde otras empresas les han pedido asesoría, para contar con la misma medida e incentivar a que sus trabajadores se transporten en bicicleta.

“Sólo hay que tener las ganas de hacerlo y atreverse, además está comprobado que al hacer ejercicio las personas llegan con otro tipo de energía, uno no llega tan somnoliento”, manifestó el ejecutivo, quien cuenta como anécdota que es tanto el éxito de esta iniciativa, que empresas de bicicletas les han ofrecido promociones.

Bicicletas en proyecto inmobiliario


Esta no es la única iniciativa para incentivar el uso de la bicicleta: en un proyecto de  Ralei Grupo Inmobiliario, se inauguró la primera partida de bicicletas que debutarán próximamente en ÑuñoaMigo.

Como una manera de motivar que los habitantes del edificio hagan deporte, además de contribuir a descongestionar y descontaminar la capital, Ralei se sumó a la creciente tendencia de la bicicultura. Es por esto que ha destinado en cada uno de sus proyectos inmobiliarios estacionamientos para bicicletas, además de entregar un stock de ellas para el libre uso de sus residentes, algo que con orgullo señalan “forma parte del concepto Efficient” que desarrollan, el que está concebido pensando en personas conscientes del planeta, que buscan el uso racional de los recursos, la innovación, conectividad y la vida sana.

“Las bicicletas estarán presentes en todos nuestros edificios y podrán ser utilizadas por los residentes de manera gratuita y por un máximo de 12 horas continuas, ya sea para disfrutar en familia, acudir al trabajo o hacer trámites. Es una manera de fomentar la bicicultura en nuestros proyectos y buscar personas más felices y sanas”, señala Andrés Ergas, Gerente Comercial de Ralei Grupo Inmobiliario.

El proyecto inmobiliario ÑuñoaMigo tendrá un stock de 10 bicicletas para el libre uso de los residentes y de manera gratuita. Respecto al estacionamiento para bicicletas aún no está determinado su tamaño, pero siempre depende de cada proyecto cuántas bicicletas y cuántos estacionamientos para ellas se dispongan.


Vía Terra

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio