martes, 8 de abril de 2014



TOMEMOS EL GRAN EJEMPLO DE ERNEST GAGNON

Hace dos años, Ernest Gagnon pesaba 258 kilogramos. El CICLISTA de 30 años de edad, vivía en un exilio autoimpuesto en su apartamento de Massachusetts, saliendo solamente de su hogar para ir a trabajar o para la tienda de comestibles. Estaba deprimido, solo y sufría de ansiedad paralizante.

Fue entonces cuando los médicos le dieron la mala noticia y dos opciones: Gagnon, tenía diabetes tipo 2, y podía someterse a la cirugía de bypass gástrico o morir.

Sin embargo, Gagnon escogió una tercera opción – El Ciclismo.

Hoy en día, el hombre grande de la pequeña ciudad de Billerica, cerca de Massachusetts, está en una misión de los dioses de la bici.

Ha perdido más de casi los 100 kilos. Sus niveles de azúcar en sangre se han mejorado notablemente hasta llegar a ser aceptable. Se está convirtiendo rápidamente en una celebridad de Internet en el mundo del ciclismo en un gran ejemplo para todas las personas que por complejos, miedos al ridículo, pereza o sedentarismo, aún no se dan la oportunidad de mejorar su calidad de vida y gozar en plenitud de este mundo maravilloso en el que vivimos.


Vía Velo News

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio