jueves, 10 de abril de 2014



Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Rubén Hernández Herrera empezó a pedalear desde los 13 años y desde el 2009 inició con uno de sus retos más importantes, la “Travesía Ciclista por México” donde su reto es recorrer todas las capitales del país, ahora con 49 años llega  Victoria su destino número 30.

El 24 de noviembre del 2009 lo recuerda muy bien, fue el inicio de la ruta Xalapa-Cancún, la primer etapa de su viaje que hasta ahora lleva 14 y finalizará en noviembre próximo con la península de Baja California.

“Yo les digo a mis hermanos, no tuve bicicleta de niño, empecé a los 13 años, entonces ahora por eso no me bajo. La primera etapa fue a Xalapa-Cancún, salí a ese viaje, 1400 kilómetros en 20 días, regresé a Xalapa que es la ciudad donde vivo”, comentó.

En su camino solo lo acompañan unas cuantas mudas de ropa, medicamentos, agua, refacciones y, sobre todo, el alma de su madre y el amor de su hija que son su mayor impulso.

“Yo siempre digo, mi mamá viaja conmigo sentadita ahí atrás, ya hace varios años que falleció, y el amor de mi hija a la que extraño mucho”, expresó Rubén.

Solo tiene una regla sobre cuanto pedalear por día, llegar  los 100 kilómetros o que den las 18:00 horas, lo que suceda primero es lo que señala el fin del trayecto ya que le han tocado ciertos inconvenientes con viajar de noche o el desgaste físico.

A lo largo de ya casi cinco años y miles de kilómetros recorridos, han llenado su vida de grandes anécdotas en las que destacan el esfuerzo tanto físico como emocional y mental, el amor por la bicicleta y la carretera y el objetivo de conocer y despertar a México, lograr demostrar que si se quiere, se puede.

“Una anécdota muy curiosa, en Hombre de Dios, Durango, dormí en una cárcel, no por algún delito, fue el único lugar que tuvieron las autoridades para dejarme, lo bueno es que inauguré la celda”, comentó divertido.

Pero esta Travesía por México no solo se trata de subirse a la bicicleta, Rubén busca dejar su semilla en cada  lugar al que va con pláticas motivacionales en las escuelas o a quien guste de escuchar su plática.

“Yo siempre invito a la gente, que reconozcamos nuestros errores, que salgamos de nuestra zona de confort, que nos apapachemos, que no nos conformemos, que nos demos cuenta que podemos dar muchísimo más de lo que creemos”, señaló.

De igual manera, busca contactar con los grupos ciclistas de cada ciudad, así como trazar rutas y crear conciencia en la cultura vial tanto de los automovilistas como de quienes transitan en bicicleta.

Victoria es la última capital de la 14 etapa de su travesía, por lo que estará en esta ciudad hasta el jueves o viernes y debido a que su expedición es sin fines de lucro, solo recurre al apoyo de quien guste cooperar con su viaje de regreso a Guadalajara.

Terminando éste proyecto, su siguiente parada en el 2015 es Sudamérica, donde piensa realizar también un recorrido en su “otra hija” como él le llama a su bicicleta, además de la publicación de sus libros motivacionales y de experiencias del viaje.


Vía Conexión Total Mx

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio