lunes, 5 de mayo de 2014


Hasta finales de 2013, más de 230 alumnos de la Universidad Nacional del Sur recibían un subsidio de transporte que les cubría, de lunes a viernes, dos pasajes sin cargo para trasladarse hacia los lugares de estudio. Este año la UNS incorpora un sistema novedoso y saludable: algunos interesados podrán cambiar el colectivo por la bicicleta.

Se trata de un régimen optativo, denominado subsidio Bicicleta, que consiste en otorgar en donación un vehículo de dos ruedas, un casco de seguridad y un chaleco refractante para que el alumno lo emplee como medio de movilidad personal.

La alternativa es excluyente para quienes solicitan el subsidio Transporte y les permite reemplazar la modalidad por el término de tres años. Quiere decir que por ese lapso no podrán solicitar nuevamente una beca destinada al transporte. Luego se quedarán con el rodado.

En una primera etapa se prevé entregar, a través de la Secretaría General de Bienestar Universitario, hasta 50 bicicletas que ya están en proceso de compra.

La UNS, en general, aportará este año más de 6 millones de pesos en becas, monto que viene incrementando de manera progresiva durante los últimos siete años.

Además de pasajes para transporte urbano o bicicletas, se incluyen subsidios en dinero, almuerzos de lunes a sábado y cenas de lunes a viernes en el comedor universitario y alojamiento en las residencias estudiantiles para quienes no son oriundos de nuestra ciudad.

Gracias a este incremento se podrá brindar al menos uno de los beneficios -puede obtenerse más de uno por persona- a más de 1.400 estudiantes, lo que representa casi el 15% de sus alumnos regulares. El monto es aproximadamente un 10% del presupuesto de funcionamiento de la casa de estudios.

Subsidio en alza

Por otra parte, tras una iniciativa del rectorado, en el año en curso se incrementó en un 25% el importe anual del subsidio, llevándolo de $ 4.400 a $ 5.500 anuales para los estudiantes de Bahía Blanca y de $ 5.100 a $ 6.000 para quienes llegan de la zona. El número de estudiantes que lo reciben -tienen un sistema de cobro por tarjeta de débito, con caja de ahorro sin costo-, a su vez, creció un 15%.

Se otorgan, según detalla el reglamento, a alumnos regulares que cursen estudios de grado (es decir, no posgrados), en atención a las necesidades económicas y la situación académica que acrediten, y están destinados a solventar erogaciones provenientes de razones de estudio.

Las inscripciones son los meses de octubre y noviembre para los regulares, y entre diciembre y febrero para ingresantes. Y se tramitan vía web.

Los beneficiarios se seleccionan según su rendimiento académico y un informe socioeconómico que realizan asistentes sociales de la UNS en el domicilio de los solicitantes.

Los de la región deben adjuntar un informe del área de Acción Social de cada municipio y, en base a una fórmula que contempla ingresos e integrantes del grupo familiar y otras variables, la Comisión Asesora de Becas y Subsidios -a cargo de representantes de todas las listas del Consejo Superior- elabora el listado final.


Vía La Nueva Argentina

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio