jueves, 17 de julio de 2014


El percance se considera como un homicidio culposo por accidente de tránsito vehicular y se le puede sumar una agravante por huir del lugar sin brindarle la atención a la víctima. El responsable no alcanzaría el beneficio de la fianza y sí la pena carcelaria.

El conductor de la bicicleta que causó la muerte de Felipe Espinoza Rosales, de 65 años, luego de embestirlo el pasado miércoles en Iztapalapa, podría terminar tras las rejas.

De acuerdo con el subprocurador de Procesos de la PGJDF, Miguel Leyva Medina,  el percance se considera como un homicidio culposo por accidente de tránsito vehicular y se le puede sumar una agravante por huir del lugar sin brindarle la atención a la víctima.

Por ello, en caso de dar con el  paradero del ciclista y consignarlo, éste no alcanza el beneficio de la fianza y sí la pena carcelaria.

Para manejar una bicicleta no es necesaria una licencia de conducir; sin embargo,  este medio de transporte está contemplado en el Reglamento de Tránsito vehicular bajo las mismas normas que un automotor, por lo que el conductor está sujeto a la aplicación de la ley en caso de accidentes.

De acuerdo con los estatutos relativos al tránsito peatonal y de vehículos en el Distrito Federal , los ciclistas tienen preferencia sobre el tránsito vehicular. Sin embargo, los peatones son prioridad ante cualquier medio de transporte.

Según el reglamento, quienes van detrás de un manubrio están obligados a respetar las señales de tránsito, utilizar sólo un carril y rebasar únicamente por el lado izquierdo, al igual que un automovilista. De transgredir estas normas sólo habrá una amonestación verbal.

Con información de El Universal

Vía SDP Noticias

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio