jueves, 17 de julio de 2014

Nadie sabe cómo surgió la idea, pero desde 2009 inició la colocación de bicicletas donde ocurrió la tragedia

En esta ciudad hay fantasmas de dos ruedas. Son bicicletas blancas, adornadas con flores, tapizadas con mensajes de amor y fotografías. Representan la pérdida de aquellos que ahí concluyeron su viaje, a causa de las llantas de algún auto.

Hasta ahora, existen 13 “monumentos vacíos” que recuerdan a algún ciclista muerto. El más reciente fue colocado el sábado pasado, frente al Mercado de Sonora.

Avenida Universidad y Mayorazgo de la Higuera, en la colonia Xoco
Cómo llegó una bicicleta blanca a esta esquina, nadie lo sabe. Es el primer tributo colocado a las víctimas ciclistas de esta ciudad.

Por la muerte de esta joven estudiante no hay responsable. Aquellos que dieron los primeros auxilios a Liliana Castillo desaparecieron y por siete días ella permaneció internada en el Hospital de Xoco.
Liliana falleció a causa de los golpes ocasionados por el automóvil que Mauro Gerardo Ramirez Toussaint, de 22 años, conducía.

En el acta del accidente del 15 de mayo de 2009, firmada por un perito del Ministerio Público, se dice que después del impacto la joven se levantó del pavimento, tomó su bicicleta y se fue a casa. Lo que en realidad pasó, aseguran allegados al caso, fue que sobre el cruce de Mayorazgo y Universidad, Liliana quedó inconsciente. Fue llevada en ambulancia al hospital e ingresada “sin identificar”, pese a llevar consigo sus credenciales. El responsable fue liberado mientras la familia trataba de encontrarla.

Periférico, pasando la Glorieta de la Fuente de Petróleos

Andaba en una bici prestada y le dijeron que la pista era segura. Bajando el puente que cruza con Periférico, Esthela de la Luz Valles, de 18 años, se impactó con el auto de una señora al momento de incorporarse a la lateral de esta vía. No había señalamientos y a Esthela le faltó pericia. Esta bicicleta fantasma fue colocada el 21 de junio de 2009 y removida por la construcción de la Autopista Urbana Norte.

Avenida Benjamín Franklin y Calle Tamaulipas, colonia Escandón

A Ignacio Santiago Martínez lo recuerdan como el “policleto”. Un policía en bicicleta que salió a hacer su rondín nocturno, la madrugada del 18 de julio de 2009. El responsable de la muerte de este padre de familia de 24 años, fue un automovilista que presuntamente conducía ebrio. La bicicleta de Ignacio, con la que recordaban que ahí había muerto un ciclista, fue robada.

Avenida Insurgentes y Calle Sinaloa, en la colonia Roma Norte

En la madrugada, a Óscar Estévez, Pokemón, se le hizo fácil andar en bici. Venía de una reunión con sus compañeros de trabajo y el trayecto a casa era corto. Sobre la muerte de este fotógrafo de 32 años de edad no se conocen detalles y no hay testigos. Ese 25 de octubre de 2008 fue la última vez que lo vieron con vida. Su bicicleta blanca también fue robada de la esquina donde había sido colocada.

Reforma y Julio Verne, colonia Polanco

Un triciclo blanco colgaba en la esquina de Julio Verne y Reforma. Era de un ciclista vendedor de pan y repartidor de café que estaba en su cuarto día de trabajo: un niño.

A Rubén Vázquez Marín —veracruzano de 13 años—, le pasó encima un automovilista que circulaba a exceso de velocidad. El 8 de octubre de 2009, a Rubén de un golpe le arrancaron la pierna, el pan y la vida. Un mes después de su muerte y sin haber encontrado al responsable, el gobierno capitalino retiró el triciclo que lo recordaba.

Calzada del Hueso y Hacienda de Texmelucan, colonia Villa Quietud

Por un juego de carreras entre peseros, él perdió. Jaime Mazas Cruz iba en su bicicleta sobre Calzada del Hueso, hacia Miramontes, cuando un camión lo impactó por detrás. La vida del estudiante quedó entre las llantas de un microbús de la Ruta 50, en el año 2010.

Avenida Aztecas y Nezahualpilli, colonia Ajusco

Jonathan Sánchez, de 11 años, paseaba en bicicleta con sus papás (el 23 de mayo de 2010), cuando fue arrollado y muerto por un microbús.

Alta Tensión y San Antonio, colonia Carola

Al profesor de bachillerato, Maximino Mendieta, de 48 años, se lo llevó un microbús que se pasó el alto por querer ganar pasaje.

La noche del 29 de septiembre de 2011 se dirigía a su hogar. Nunca llegó. Ante los ojos de una decena de pasajeros, un chofer lo arrolló y cuentan testigos que de no haber sido por los gritos de los pasajeros, éste lo hubiera arrastrado más.

Calle 24 y Moldeadores, colonia Trabajadores del Hierro

La noche del 13 de septiembre de 2012, Pedro Landaverde, El Woody, joven biólogo de la UNAM se estrelló contra un automóvil en un cruce de calles de doble sentido. Siguió su camino, pero seis días después comenzó a sentirse mal a causa de los golpes. Perdió la vida a causa de un infarto cerebral.

Avenida Aztecas y Delfín Madrigal, colonia Ajusco

A sus 20 años vendía libros en el Metro Universidad. El 6 de febrero de 2013, Ilse Alonso iba sobre su bicicleta azul. Los testigos afirman que el chofer de un micro de la Ruta 60 se pasó el alto y la arrolló. Los pasajeros lo detuvieron.

Reforma y Eje 2 Norte (Canal del Norte), delegación Cuauhtémoc

“Presente en el abrazo de Goyita, en la calidez de las miradas de sus hijos, en la unión de sus nietos y las risas de sus bisnietos...”. Así reza una hoja de papel pegada a esta bicicleta blanca. Del accidente de Luisito —abuelo de 74 años—, en la esquina de Reforma y Eje 2 Norte, no hubo testigos. Los hechos ocurrieron el 22 de junio de 2013.

Esquina de Sonora y Nuevo León, en la colonia Condesa

El 5 de octubre de 2013, el pie de Jennifer Martínez Mena quedó atorado entre las llantas de un coche. Pedaleaba junto con su esposo en las calles cercanas al Parque España cuando un auto con placas del Estado de México se pasó el alto y la golpeó. Jenni cayó al suelo pero quedó atorada. Bajo una acalorada discusión con ambos ciclistas, el conductor pisó el acelerador y arrastró a la mujer de 31 años de edad varios metros por la calle.

Esteban Acosta fue detenido por homicidio y semanas después puesto en libertad.


Vía El Universal México

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio