jueves, 21 de agosto de 2014



La Policía de Nueva York está en plena campaña Operation Safe Cycle para perseguir las infracciones cometidas por ciclistas

Nueva York – Desde que el pasado 13 de agosto la Policía de Nueva York (NYPD) anunciara que se concentrarían, por dos semanas, en las infracciones que cometieran los ciclistas de la ciudad, ciudadanos que usan las bicicletas como medio principal de transporte han mostrado su descontento.

Esto no sólo se debe al sinnúmero de multas que han recibido. El asunto es que el valor de éstas es el mismo para conductores de bicicletas y de vehículos, según el reglamento de transporte de la Ciudad de Nueva York. Adicionalmente, los ciclistas dicen que cada multa les resta puntos positivos de su licencia de conducir; y que muchas de ellas tienen recargos obligatorios de hasta $88.

Las quejas se han visto reflejadas en páginas web como Street Blog NYC, Bike NYC y Cityland; donde los ciclistas cuentas sus experiencias y, sobre todo, piden consejos legales sobre dichas infracciones. A estas quejas se sumaron los exoficiales del Departamento de Transporte, Sam Schwartz y Gerard Soffian quienes recomiendan reducir las tarifas de las infracciones de los ciclistas.
“En este momento, la sanción contra un ciclista que pasa una luz roja es de hasta $270, una multa idéntica a la de los conductores de vehículos. Sin embargo, es bien sabido que las consecuencias de herir a un peatón con un vehículo o con una bicicleta son completamente distintas”, escribieron los exoficiales en el blog Cityland.

Además, propusieron que se deje a los ciclistas pagar sus multas en el Departamento de Finanzas y no en el Departamento de Vehículos.

Una multa de $1,600

En la página Street Blog NYC un ciclista que escribió bajo el nombre de Alex relató su propia historia: “Estaba manejando por la avenida novena, deteniéndome en cada semáforo en rojo. Sin embargo, si veía que no había coches, me adelantaba a pesar de la luz. Al parecer, un policía me vio pasando estos semáforos, gritó que me detuviera, pero como tenía los auriculares puestos no lo escuché. Me persiguió durante tres semáforos más, hasta que giré mi cabeza y lo vi. La multa fue de $1,600”.

Según las reglas del Departamento de Motores y Vehículos, la multa debe ser alta porque la tarifa incrementa en relación al número de violaciones de tránsito. En el caso de Alex fueron tres.
Sin embargo, esta cifra es incongruente si se piensa que, ciertas veces, los conductores de vehículos salen mejor librados de las infracciones que cometen. Por ejemplo, sólo en diciembre de 2013, Roberto Amador, conductor que estrelló a una mujer en Brooklyn, pagó apenas $500 dólares de multa por este incidente.

Lo que no debe hacerse:

  • Conducir en las aceras, a menos de que el ciclista sea menor de 12 años.
  • Conducir en contra del tráfico.
  • Pasar por alto las luces rojas del semáforo y signos de pare.
  • Dejar de usar reflectores y campanillas para alertar a transeúntes y conductores de vehículos.
  • No usar las vías para bicicletas en las calles.
  • Llevar o dejar que menores de 13 años no usen casco.


Vía El Diario

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio