viernes, 22 de agosto de 2014

Contra toda expectativa y pronóstico catastrófico ningún accidente mortal ha ocurrido en Nueva York  desde que entró en vigor, en mayo 2013, el programa público de bicicletas compartidas.

"La única forma demostrada de hacer más seguro el ciclismo es una mejor procuración contra conductas de manejo peligrosas, carriles de bicicleta y que más gente ande en bicicleta", manifiesta Caroline Samponaro, portavoz deTransportation Alternatives NYC.

Únicamente 40 accidentes leves registró el programa en su primer año durante los 10.3 millones de viajes que fueron realizados por los usuarios, los que en kilómetros sumarían 32 millones.

El diseño de las bicicletas, con llantas anchas, tres velocidades y un armazón solido también contribuyó a brindar mayor seguridad a los más de 100 mil usuarios del programa en Nueva York.

"Es muy diferente de una bicicleta donde va uno jorobado, mirando el suelo, y las bicicletas están pensadas para ser realmente rápidas. Estas bicicletas están pensadas para la ciudad y son seguras en la ciudad", añade Caroline Samponaro.

El programa  público de bicicletas en Nueva York no es el primero. La iniciativa empezó en 2007 en Tulsa, Oklahoma, y se amplió después a 36 ciudades en Estados Unidos, como Chicago y San Francisco. Ningún accidente mortal han destilado estos programas.

Los expertos explican que entre más ciclistas hay en las calles más conciencia hay por parte de automovilistas y peatones.

"Más neoyorquinos en bicicleta significaría que los conductores estuvieran más habituados a la gente en bicicleta, la gente en bicicleta tendría más confianza de ir en grupos", agrega Caroline Samponaro.

El número de ciclistas continuará creciendo en la ciudad, ya que también supone un enorme ahorro para el bolsillo y una magnífica alternativa para hacer ejercicio.


Vía Noticieros Televisa

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio