martes, 30 de septiembre de 2014


Mientras Monterrey carece de reglamento alguno para regular el uso de la bicicleta como medio de transporte, metrópolis de Estados Unidos cuentan desde hace años con normativas que reconocen los derechos y obligaciones de los ciclistas

Por: Javier Estrada

El Horizonte - Ciudades como Nueva York, capital del estado homónimo, Sacramento, California; y Austin, Texas; tienen regulaciones municipales y estatales que fomentan la convivencia con otro tipo de vehículos, medidas de seguridad y señalamientos de tráfico que deben de acatar los usuarios.

Monterrey está rezagado en la materia, aunque es considerada la tercera capital más importante de México.

Por ejemplo, Nueva York cuenta con la Ley del Vehículo y Tráfico, que contiene apartados específicos que abordan cómo se debe operar la bicicleta, los ciclocarriles, el equipo de seguridad, las señales que deben seguirse y la edad mínima permitida.

El Código Administrativo de la ciudad también enlista las obligaciones de los operadores de bicicletas con usos comerciales. Los dueños de las empresas deben entregar un reporte anual al Departamento de Policía neoyorkino donde se dé a conocer la cifra de bicicletas que poseen y números de identificación de empleados que usan bicicletas.

Cuentan además con las Reglas y Regulaciones de Tráfico que obliga a los ciclistas a seguir las mismas medidas que los automovilistas.

En Sacramento, capital de California, contempla en su Código Municipal el uso de banquetas en ciertas partes, como áreas residenciales o ciclocarriles, y los permisos requeridos a empleados que trabajan en el centro de la ciudad para utilizar la bicicleta.

También se señalan los derechos y responsabilidades del ciclista, como dónde pueden circular y las precauciones que deben tomar al cambiar de dirección, entre otras.

Austin, la capital de Texas tiene en su Código de Ordenanzas un capítulo específico que regula la actividad, pero sólo aplica para las personas que circulan en ciclocarriles.

La normativa municipal obliga al ciclista a obedecer las señales de tráfico, y sugiere circular por el lado derecho.

En Estados Unidos hay diferentes organizaciones con propuestas metodológicas que continuamente evalúan los derechos, las políticas públicas, la infraestructura, la planeación y la cultura vial relacionada con la bicicleta.

Organismos independientes como The League of American Biclyclist tiene el Bicycle Friendly States, un programa diseñado para calificar las buenas prácticas del ciclismo en la unión americana.

Otra es I am Traffic, que tiene un mapa que compara las leyes sobre el uso de la bicicleta en todas las entidades que conforman al país vecino.


Vía El Horizonte

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio