sábado, 11 de octubre de 2014


Aunque es un deporte bastante socorrido para quienes buscan estar en forma, el ciclismo puede tener un efecto secundario bastante incómodo.
De acuerdo a un reporte de un grupo de científicos sudafricanos, el "nódulo del ciclista" puede formarse en la zona del perineo debido a la constante fricción en el asiento de la bicicleta.

Debido a la ubicación del nódulo en las partes privadas, se le ha llamado un "tercer testículo". Puede aparecer tanto en hombres como en mujeres.

Los síntomas de este padecimiento son "dolor y presión al sentarse en el asiento de la bicicleta, lo cual puede llevar a que el ciclista abandone el deporte".

El tratamiento incluye cirugía e inyecciones de esteroides, aunque se ha encontrado que cambiar la forma del asiento de la bicicleta también puede remediar este incómodo padecimiento.

Vía SDP Noticias

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio