sábado, 8 de noviembre de 2014

La bicicleta Think Blue, la propuesta de Volkswagen para complementar el desplazamiento en zonas de tráfico.

GUADALAJARA, JALISCO (08/NOV/2014).-  Cuando se está varado en el mar de autos uno quisiera desplazarse como sea, pero avanzar. En ese momento, sería útil dejar el coche y continuar la ruta en una bicicleta para evadir el congestionamiento. Esa es la propuesta de la Volkswagen Think Blue, una bici plegable que puede alojarse en el maletero como apoyo a la movilidad urbana, cuando hay saturación vial. Ahora que la conocemos y la tendremos a prueba, rodaremos por distintos puntos de la ciudad para verificar su conveniencia.

Think Blue, además de una bici, es el nombre de una iniciativa que lanzó Volkswagen en 2010, la cual pretende crear productos sustentables con propuestas innovadoras en el plano ecológica (llamadas también eco-amigables), para promover acciones en pro del medio ambiente. Uno de los objetivos de la firma de Wolfsburg es lograr posicionarse como la automotriz más ecológica a escala mundial.

En nuestro primer acercamiento, llevamos la Think Blue a la Vía RecreActiva en Avenida Vallarta, no sólo para familiarizarnos con ella, sino también para encontrar algunas opiniones de quienes disfrutan de la bicicleta habitualmente. Ajustamos el manubrio y el asiento para iniciar con la posición ideal. Es fácil de conducir, y aunque no se percibe tan ligera, es fácil avanzar por el tamaño de las llantas (20 pulgadas). Aún cuando los neumáticos tienen un diámetro corto, característico de las bicicletas para uso urbano, no transmite golpeteos incómodos. El tamaño además permite avanzar con menos pedaleo. En la horquilla trasera encontramos un amortiguador que disminuye el impacto hacia el asiento.

Plegar la Think Blue es sencillo e intuitivo. El paso uno es abatir el manubrio, desconectándolo en la base del tubo que conecta con el cuadro. El paso dos es desbloquear un seguro a la mitad del horizontal, que permite, a través de una bisagra, plegar la bicicleta de adelante hacia atrás, para que se encuentren cara a cara las ruedas delantera y trasera. Finalmente, el paso tres es bajar totalmente la altura o remover el asiento, y recoger los pedales hacia arriba. El cuadro incluye un pequeño pie para que la bicicleta plegada se sostenga por sí sola. Luego la acomodamos en la cajuela con dimensiones promedio y nos deja incluso espacio para la carga. La idea de traerla ahí entre semana y usarla cuando el tráfico nos lo pide, es completamente viable.

En términos generales, y en la opinión de varios ciclistas y técnicos con los que platicamos, la Think Blue es una bicicleta práctica y con una buena relación valor-precio. Incluye hasta una luz roja debajo del asiento, para hacerse visible entre el tráfico. Nos parece ideal para quienes desean iniciarse en el ciclismo urbano, con el atributo de la portabilidad, sin tener que desembolsar grandes cantidades de dinero. Think Blue es una extensión de Volkswagen, aunque con el beneficio de evitar el pago por la gasolina, salirse del tráfico además del ejercicio y el disfrute del paseo.

RADIOGRAFÍA

Ruedas
Ruedas Vancom con rines de aluminio de doble cara de 20 pulgadas. Frenos de acero, tiro directo (V-Brakes).

Cambios
Shimano TZ con seis estrellas atrás y una adelante (6 marchas) con sistema de cambios por giro en la empuñadura del manubrio.

Dimensiones y peso
17 kilogramos.
Medidas: 1.35 m de largo por 1.10 m de ancho (con asiento y manubrio ajustables en altura para estaturas entre 1.40 m y 1.90 m)

Medidas bicicleta plegada: 0.80 m de largo, 0.40 m de ancho, 0.50 de alto

Estructura
Cuadro de acero, plegable, con suspensión trasera.

Precio
5,025 pesos

Vía Informador

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio