sábado, 8 de noviembre de 2014


El último proyecto de Holanda para fomentar el uso de las bicicletas consiste en un carril bici capaz de generar energía renovable mediante tecnología solar.

Es conocido el interés de Holanda por crear infraestructuras al servicio de la bicicleta. Su ambición por hacer que el medio se utilice en la mayor parte de desplazamientos empuja proyectos innovadores, como también fue el de los carriles para bicicletas rápidas. En este caso, el proyecto SolarRoad plantea incorporar a los carriles bici la tecnología que suministrará electricidad para el alumbrado público e incluso uso doméstico.

Construido a base de hormigón de 1,5 por 2,5 metros, contiene una capa superior de cristal de un centímetro de espesor. Debajo de esa capa se encuentran las células solares de silicio cristalino que recogerán la energía del sol. Se estima que generará 50 kWh por metro cuadrado cada año. La empresa responsable se dispone a implementarlo en noviembre de 2014, mediante un proyecto piloto en el norte de Holanda.

Vía Easy Viajar

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio