lunes, 10 de noviembre de 2014

Responden a la convocatoria "Deporte sin miedo"; desean salir a entrenar con la certeza de que estarán a salvo.

Ya sea a bordo de una bicicleta o con playera, shorts y tenis, cientos de personas se dieron cita ayer en la plancha del Zócalo capitalino para protestar por la inseguridad.

Durante 12 horas a partir de las ocho de la mañana, atletas capitalinos protagonizaron la jornada titulada “Deporte sin miedo”, convocada días antes mediante las redes sociales.

Esto, como consecuencia del secuestro sufrido por siete triatletas a finales de mes pasado mientras rodaban en la ruta Ajusco-Jalatlaco.

“Me enteré lo que sucedió en el Ajusco y eso no debe repetirse ni con atletas de alto rendimiento ni contra las personas que les gusta salir a rodar o a caminar por esa zona. Los ciclistas merecemos respeto así como todos aquellos que quieran practicar algún deporte”, dijo el capitalino Ernesto Soria, quien comenzó a rodar a las 11am.

Los pedalistas, comentó Soria, deben rodar sin temor y ser protegidos por las autoridades correspondientes.

“Deben respetarse las ciclopistas porque es la única manera que tenemos de salirnos de la rutina y estamos muy desprotegidos. No podemos rodar las bicicletas en la semana porque estamos advertidos de que te asaltan, te quitan la bicicleta y te dejan descalzo para que no puedas correr”.

La semana pasada, un grupo de deportistas, entre ellos la seleccionada olímpica Fabiola Corona y el entrenador Carlos Probert fueron privados de su libertad por algunas horas hasta que las autoridades consiguieron que fueran liberados.

Desde entonces, diversos grupos de pedalistas como los Guepardos y los Bicitekas han convocado a rodadas por la recuperación del Ajusco y para solicitar mayor seguridad a la hora de practicar deporte al aire libre.

“Lo que tampoco puede pasar es que la policía esté coludida con los delincuentes. Que bueno que los secuestrados salieron con vida, pero no siempre va a ser así. La policía debe prevenir y nosotros debemos exigir, no pedir o implorar”, añadió.

Marco Antonio también levanta la voz, pues ya está cansado de rodar siempre con miedo.

“Ya es hora de levantar la voz y de que nos escuchen, queremos salir a correr o pedalear con la certeza de que nada nos pasará en el camino”.

El ciclista también admitió que ellos también tienen responsabilidad para con los transeúntes.

“Nosotros como ciclistas debemos respetar al peatón, ellos nos respetan a nosotros y lo mismo con los automovilistas. No por el hecho de que seamos ciclistas tenemos derecho a perjudicarlos”, expresó.

Sobre su jaca, Ernesto Soria continúa con su reflexión.

“Nuestro México se está desmoronando y además somos uno de los países con mayor índice de obesidad. La solución a todos esos problemas está en el deporte pero, ¿acaso debe ser a costa de la vida y la seguridad de los atletas?”, sentenció.

El pedalista destacó los beneficios de andar en bicicleta e invitó a la población en general a no utilizar tanto los automóviles.

“Espero que nos volteen a ver nuestras autoridades mediante este tipo de rodadas pacíficas. Ojalá también las personas en el país entiendan que en el ciclismo se forma una nueva familia, se realizan grandes alianzas y amistades. En el coche no puedes apreciar tu recorrido”.

En los próximos días se tienen planeadas más rodadas en la zona del Ajusco, donde se ha incrementado la vigilancia policiaca.

Vía El Universal

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio