lunes, 10 de noviembre de 2014



En Puebla se inauguró la Casa-museo de la Bicicleta Antigua, donde herederos de celeríferos, draisinas y velocípedos exponen al público 20 piezas permanentemente con lo que rendirán tributo a la “memoria de un siglo”.

El pasado miércoles 10 de septiembre, a las 6:00 de la tarde, se inauguró el nuevo espacio, en donde los organizadores ofrecieron platillos antiguos. “En la apertura de este museo daremos a los invitados platos de época: chiles en nogada preparados con la receta original y pozole que se elaboraba en 1810”, asentaron los organizadores.

La inédita iniciativa que tiene lugar en la privada Miguel Hidalgo número 6 A en la de la colonia Benito Juárez, en la junta auxiliar de San Pablo Xochimehuacán, exhibirá también documentos, indumentarias, vestidos, objetos y literatura de los primeros años de la época de la Independencia de México.

Con atuendos del siglo pasado, los propietarios de la casa-museo recorrieron las calles del primer cuadro de la ciudad para invitar al público a conocer la colección de bicicletas que hace 214 años transitaron las calles del país. “Hoy fue como transportarse al pasado, rendimos un homenaje a la tradición de entonces”, dijo uno de los organizadores a este medio. “Queremos que las personas conozcan los principios de la bicicleta hasta las actuales hechas con fibra de carbón, contamos con piezas que datan de 1790 propiedad de mi bisabuelo”, relató uno de los integrantes de la familia que exhibirá las piezas.

Organizadores aseguran que la bicicleta además de ser el transporte más democrático del que se tenga registro, es un objeto-arte, pues desde su invención ha llamado a creadores de distintos géneros, desde los románticos que han evocado el culto a la velocidad,  hasta futuristas y surrealistas que predijeron su permanencia en delirios. “La bici siempre será visto como algo bello, como una obra de arte y además es ecológico y rentable”.


Vía e-consulta

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio