jueves, 6 de noviembre de 2014

Una semana después de haber sido secuestrado, Jorge Fuentes reconoce que necesita ayuda psicológica y que pedirá apoyo para poder recuperar su bicicleta y volver a entrenar.

Hace apenas una semana fue víctima de secuestro en el Ajusco, junto con otros seis compañeros, entre ellos la exolímpica Fabiola Corona y el entrenador Carlos Probert; hoy, el triatleta mexicano Jorge Fuentes asegura sin titubeos que “si ahora tuviera una bicicleta, mañana [hoy] mismo subiría a entrenar” al cerro.

Aunque reconoce que sí necesita la ayuda psicológica que ofrecen las autoridades deportivas para superar este amargo episodio, Fuentes cree que “es muy importante hacer ver [a la sociedad] que no nos van a vencer [los delincuentes] ni a limitar, porque entonces ¿qué caso tiene el que haya pasado esto?”, señala, al tiempo que solicita el apoyo económico de los dirigentes deportivos para reponer el equipo de trabajo perdido, en este caso, su bicicleta.

“Pienso que yo sí voy a tomar la palabra y hacer uso de ese ofrecimiento [apoyo psicológico], además, creo que pediría para todos [los ciclistas, triatletas y deportistas en general] apoyo en seguridad [a las autoridades de vigilancia] en las rutas que ya se conocen, como zonas de entrenamiento, y en particular, creo que solicitaría ayuda para reponer el equipo de trabajo, que en mi caso es la bici”, señala.

Fuentes recuerda, en charla exclusiva con EL UNIVERSAL, los momentos tan dramáticos que sufrió durante el plagio, el cual dice “duró más de 12 horas; la verdad se me hizo eterno”, pero asegura que ninguno de los secuestradores les hizo daño físico, aunque “lo que pasamos es algo muy duro [de superar], sin importar qué tan fuerte mentalmente sea una persona, atleta o no atleta”, señala. Confirma que los mantuvieron dentro de casas de campaña, pero no escuchó otras voces o algo que le hiciera suponer que se trataba de un doble secuestro.

El también entrenador de triatlón dice no saber con exactitud el número de delincuentes que participaron en el plagio: “No, la verdad es que eran muchos también; de pronto más, de pronto menos, pero nunca supe exactamente cuántos, porque nos ocultaron en casas de campaña”.

Fuentes, quien se prepara para dar las marcas mínimas de Selección Nacional y también para competir en el Ironman 70.3 de Monterrey, que se llevará a cabo en marzo de 2015, sintió que su vida estuvo en riesgo. “Todo el tiempo [que duró el secuestro]. Creo que nunca se puede sentir seguro en una situación de ese tipo, hasta llegar a casa”.

El atleta, ganador del Triatlón Olímpico Acapulco 2013, asegura que sólo eran triatletas las víctimas secuestradas y que los maleantes los confundieron con otro tipo de gente, pues algunas chicas iban protegidas por una camioneta último modelo, lo que hizo parecer que eran personas con grandes recursos económicos. “Yo pienso que no iban por nosotros, sino por las chicas, pero de igual forma, sin saber nada de nadie”, lo que descarta así la hipótesis de que posiblemente los secuestradores ya los tenían identificados para, en el momento oportuno, realizar el plagio.

A exactamente una semana de ocurrido el secuestro en la zona denominada como “La Placa” en el Ajusco, y que divide al Distrito Federal con el Estado de México, Jorge tiene plena confianza en que las autoridades de seguridad, tarde o temprano van a capturar a los delincuentes. “Yo creo que sí lo harán, no sé cuánto tarden, pero creo que sí los van a detener”.

Apoyo para una nueva bicicleta. Fuentes, triatleta de 31 años, nacido en la capital del país, pero que ha realizado la mayor parte de su carrera deportiva  en Jalisco, lamenta la pérdida de su bicicleta, pues además del precio económico, para él tenía un valor mucho mayor: “El precio no lo sé, pues el año pasado se me rompió la que tenía y un amigo de Guadalajara me la regaló, era muy preciada para mí, más que por su valor monetario, por el valor sentimental que tenía”, explica.

Y agrega: “La bicicleta me la regaló el [amigo] de Guadalajara, las ruedas eran nuevas, y me ayudó a conseguirlas un amigo de aquí del Distrito Federal, partes del grupo [cadena, cambios, frenos, etc.] me las regaló otro amigo también de aquí del Distrito Federal”.

—¿En cuánto tiempo crees tener otra bicicleta?

“Pues yo creo que en un buen rato”, se lamenta.

Para ver video: click aquí.

Vía El Universal

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio