viernes, 26 de diciembre de 2014

CIUDAD DE MÉXICO.- Usar una bicicleta en la ciudad es menos estresante y más económico que manejar un auto; sin embargo, su popularidad se ve mermada cuando el sudor y el cansancio se interponen para recorrer distancias en un centro urbano tan grande como la Ciudad de México.

En respuesta, ElectroBike ofrece pedalear sin sudar y un ahorro en las finanzas personales, usando bicicletas eléctricas.

En 2014 este tipo de vehículos fue la solución para que cuatro mil personas cumplieran sus deseos de andar en bici en la ciudad, el doble que un año antes.

“Es un concepto de movilidad urbana, con una bicicleta eléctrica así puedes llegar más rápido y sin sudar y sin estar cansado, que es muchas veces el pretexto de la gente para no usar una bici para ir al trabajo”, dijo a
Excélsior Eduardo Cymerman, director general de ElectroBike.

Cada bicicleta está equipada con una batería que, por ser portátil, permite ser cargada en cualquier toma de corriente.

Si bien la inversión inicial va desde los 12 mil a los 24 mil pesos, puede ser usada en tres modalidades: con el motor apagado y pedaleando; en semiautomático, es decir, se pedalea y se tiene un impulso extra con el motor o totalmente automático, sin pedalear.

A dos años de haber sido fundada, ElectroBike cerrará este 2014 con 19 agencias en operación, incluyendo la primera fuera de México, en Los Ángeles, Estados Unidos. Estos distribuidores también sirven para dar servicio a los equipos.

Agencia ciclista

Los distribuidores de ElectroBike son como las agencias para automóviles, pero los servicios son mucho más baratos. Un usuario de ElectroBike lleva su bici cada seis meses y paga 580 pesos por el servicio. Las pilas tienen una vida útil de dos a cuatro años y cuestan de mil 500 a cuatro mil pesos.

Y ese modelo automotriz no solamente se aplica en los talleres, también en las facilidades para adquirir una bici eléctrica. Como parte de Grupo HIR, ElectroBike promueve los planes de financiamiento.

“Se pueden pagar 145 pesos semanales, financiamiento para empresas y gobiernos con flotillas, y tenemos seguros contra robos y accidentes”, comentó Cymerman.

Más ecológico

Las críticas para ElectroBike dentro de la comunidad ciclista van en dos sentidos, el gasto de energía que promueven las bicis eléctricas y el hecho de que al tener un impulso eléctrico, no se pedalea como en una bicicleta común.

Ante cuestiones como el gasto de energía que se hace con una ElectroBike, para Cymerman el gasto es representativo, pues “por cada 100 kilómetros que recorres estás usando un kilowatt/hora, que equivalen de dos a cinco pesos. Es una opción más ecológica que un auto, es la que menos estragos causa al medio ambiente, además, se pueden cargar con luz solar”.

Con seis modelos en existencia, de los cuales tres son plegables, la sensación al usar una ElectroBike es similar a la de manejar una moto, alcanza velocidades de 50 km/h, pero con un equipo mucho más pequeño y con la ventaja de poder usar ciclovías urbanas.



Las bicicletas van de salida en las cartitas a los Reyes Magos

Las bicicletas ya no forman parte de la cartita para los Reyes Magos, afirmó Alberto Moreno, director de Bicicletas Monk, marca de la empresa Línea 7.

“Es raro que los niños pidan una bicicleta, ahora quieren más aparatos electrónicos, pero muchos papás buscan que su hijo haga ejercicio y  por eso las compran”, afirmó Alberto Moreno.

Aunque seis de cada diez bicicletas se venden a fin de año, Moreno consideró que muchas de las ventas también están relacionadas con la nostalgia de los papás, durante su infancia en sus cartas incluyeron una bici.

 “Antes se vendían tres millones de bicicletas al año, ahora son poco más de la mitad, un millón 800 mil, el mercado ha estado a la baja, porque hay muchos productos sustitutos”, comentó.

Las que están registrando un incremento en sus ventas son las de gama alta, cuyos precios pueden llegar hasta los 10 mil pesos y donde se pueden encontrar las bicicletas plegables, productos con un crecimiento en ventas anual de 200 por ciento.

Sin embargo, la caída es fuerte en el negocio de gama baja o bicicletas utilitarias, segmento que muestra una disminución de 40 por ciento, dijo Moreno.

“En el segmento alto la moda nos beneficia, porque se venden bicis de mayor precio, pero en la baja, la gente no está comprando bicis, prefiere una tablet o una moto”, sostuvo.

Frente a este panorama consideró que lo que falta es incentivar a la gente para que haga ejercicio y use la bicicleta como un sistema de transporte que promueva la salud.

Bicitaxis y triciclos de carga

Según Alberto Moreno, la compañía fabrica 80 mil bicicletas anuales, de ellas 73 mil 500 son convencionales; dos mil 500 son bicitaxis y cuatro mil son triciclos de carga.

El ejecutivo comentó que las ventas han crecido en torno al 40 por ciento anual,  debido a que “mucha gente que no encuentra empleo ve en el bicitaxi una forma de mantener a su familia”.

Sobre los triciclos de carga comentó que las ventas avanzan 20 por ciento anual, debido a la madurez del mercado.

Eréndira Espinosa

Vía Dinero en Imagen

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio