lunes, 8 de diciembre de 2014

Miami– A través de los años, la Florida ha visto una gran cantidad de fotos policiales curiosas, escalofriantes y a menudo extrañas, pero la de Gabriel Harris tal vez sea la peor de todas.

Todo lo que el hombre de 33 años residente de New Smyrna Beach quería era comer algo en Taco Bell para satisfacer el hambre que le había provocado el alcohol que había consumido. Sin embargo, lo único que Harris pudo obtener fue una pelea con un agente del orden público y una herida en la frente.

Harris trató de ordenar un plato por el servicio de ventanilla, pero los empleados no quisieron servirle porque estaba en bicicleta. Harris se negó a irse después de haber hecho la orden cuando el restaurante estaba cerrando poco después de las 3 a.m., de modo que los empleados llamaron a la policía de New Smyrna.

Cuando los agentes llegaron al restaurante, ubicado en el 1860 State Road 44 en New Smyrna Beach, encontraron a Harris en su bicicleta junto al altavoz del menú, reportó el diario Daytona Beach News-Journal. Un agente le pidió que se fuera del lugar, y fue entonces que se percató que tenía un cuchillo Swiss Army en la cintura y que trató de alcanzarlo. Harris agarró al agente por la muñeca y luego ambos forcejearon por el suelo hasta que lograron controlarlo.

Harris fue llevado a la cárcel del Condado Volusia y acusado de resistirse al arresto con violencia. Salió en libertad tras depositar una fianza de $1,000, reportó el News-Journal.

El incidente del domingo no es la primera confrontación de Harris con la ley. A principios de agosto fue arrestado por resistirse al arresto sin violencia. En la foto de ese día aparece más alegre que en la última que le tomaron.

Vía El Diario MX

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio