martes, 27 de enero de 2015

Los gobiernos de México y Holanda firmaron un convenio de colaboración para impulsar el México el “rescate de las calles” y promover en la República la reducción del uso de automóviles y aumentar la utilización de bicicletas, como se ha hecho en los Países Bajos.

Un cambio de esa naturaleza “no se trata de años luz”, sino de una transformación cultural factible de darse paulatinamente, como se dio la aceptación de no fumar en lugares públicos, consideró el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín.

Durante el acto de la firma del convenio de colaboración entre el Reino de los Países Bajos y México en materia de movilidad urbana sustentable, el funcionario detalló que el acuerdo no es sólo un manual para promover el uso de la bicicleta como medio de transporte urbano, sino va hacia el diseño de vías y mejoramiento de infraestructura, en donde participen la iniciativa privada y los tres niveles de gobierno para definir y crear esos espacios.

El gobierno federal, dijo, tiene avanzada una primera etapa que está comprendida en el presupuesto y planes de trabajo para la creación de espacios de movilidad urbana.

Lo que se pretende, entre otras cosas, es revertir el hecho de que en las principales ciudades de la República se han triplicado las distancias y el tiempo de las personas para llegar de sus hogares a centros de trabajo, durante los últimos diez años, por lo que es necesario avanzar en el rescate de las calles y promover el uso de las bicicletas.

En el evento, en el que estuvo presente la ministra de Infraestructura y Medio Ambiente de esa nación, Melanie Schultz, Ramírez Marín resaltó la necesidad de soluciones tangibles que permitan consolidar ciudades compactas, productivas, competitivas, influyentes y sustentables, que faciliten la movilidad y eleven la calidad de vida de sus habitantes.

Expuso que el gobierno de la República desarrolla en este marco una estrategia en la citada materia con varios ejes de acción, entre ellos: un marco normativo, capacidades técnicas del propio gobierno, mayor coordinación intersectorial y la promoción de la cultura de la movilidad.

Destacó que en este marco es fundamental el convenio firmado, a través del cual se dará un intercambio de planes, proyectos y experiencias para llevarlas a los hechos ante el reto de ofrecer transporte público suficiente, seguro, así como infraestructura vial que facilite desplazamientos y seguridad, con medidas sustentables de desarrollo y desincentivar el uso de lo vehículos particulares.

Melanie Schultz resaltó la importancia de la colaboración entre los dos países, en donde hay retos para la construcción de vivienda e infraestructura urbana, en lo cual “se deben dar soluciones inteligentes. Debemos ser innovadores, invertir y atrevernos a pensar en grande. Con mentalidad aventurera, para ir más allá de la zona de confort”.

De ahí, señaló que en el convenio de colaboración se acordó desarrollar y compartir conocimiento y experiencias para un transporte sustentable, lo cual es un paso de una asociación entre México y Holanda.


Vía Pulso Diário De San Luis

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio