jueves, 22 de enero de 2015

Chihuahua, Chih.-La ciclovía que fue creada a la par de los carriles del Vivebús ya no tiene padre, ni madre, dado que Desarrollo Urbano Municipal señaló que no es competencia de esta dependencia dar mantenimiento ni vigilar que la vía mal hecha creada para los ciclistas esté en perfecto estado, en tanto que Desarrollo Urbano del Estado aseguró que hasta hoy jueves habrá una respuesta para esta situación.

La vía de comunicación terrestre para los propietarios de bicicletas en Chihuahua simplemente no existe, porque si bien hay unos tramos destinados para ello, lo cierto es que resulta inútil, pues ninguna autoridad le da seguimiento a la circulación de ciclistas, ni mantenimiento a la vía de acceso que sólo aparece por algunas zonas de la ciudad.

No hay nadie que se encargue del repintado de la ciclovía, incluso la pintura de color verde olivo con la que se pintaron rayas preventivas en la cinta asfáltica ya perdieron el color y sólo una línea de boyas de acero separan la ciclovía del resto de la calle, pero a los automovilistas poco les importa, pues de todas maneras ese espacio es invadido y utilizado como salida de cochera, o bien, como estacionamiento.

El trayecto inicia en la parte del Centro de la ciudad, a partir de la avenida División del Norte y Universidad, hacia la avenida Trasviña y Retes.

La ciclovía, que se ubica sobre el lado derecho, presenta falta de señalización adecuada, además de que los autos estacionados impiden que el ciclista pueda circular por lo que se supone debe de ser su vía de acceso. Así se sigue este acceso hasta llegar a la avenida Melchor Ocampo y Progreso, donde la pintura está borrada. El camino sigue hasta la avenida Niños Héroes, donde se pierde todo rastro para continuar hacia el sur de la ciudad.

El trayecto en el sur de la ciudad inicia en la calle Melchor Guaspe y avanza por la 16ª, con un carril marcado sobre el camellón por intervalos de varias calles, como la Gabriel Teporaca, hasta llegar a la Hacienda del Torreón, donde dobla hacia el sentido este de la calle y continúa sobre la banqueta, justo donde empieza la barda del Panteón de Dolores, siguiendo por los extremos de los panteones municipales.

Al llegar a la intersección con la entrada del Panteón Municipal 1, hay puestos de flores y de comida chatarra que bloquean el paso, tanto de los posibles ciclistas como de los mismos peatones, sin que haya adecuaciones para seguir el camino sobre ruedas, como rampas, por lo que los paseantes en bicicleta se ven obligados a detener su marcha para bajar de su vehículo y continuar su camino.


Vía El Sol de México

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio