martes, 17 de marzo de 2015

Aunque parezca un ejercicio muy simple, usar la bicicleta de manera regular tiene muchos beneficios para la salud física y mental de tus seres queridos, incluso para los pequeños de la casa.

Es una de las mejores maneras de prevenir (y reducir) el riesgo de padecimientos relacionados con el estilo de vida sedentario tales como enfermedades cardiovasculares, depresión, diabetes, obesidad y artritis, pero, ¿qué otros beneficios puede brindar la bicicleta a los tuyos?

¡Ponte a rodar!

Brinda salud y bienestar

Para estar en forma y saludable es necesario estar físicamente activo. El ejercicio periódico y constante, de preferencia al aire libre, ayuda a que los huesos y los músculos incrementen su potencial y liberen el estrés cotidiano.

Además, permite a tus hijos dormir mejor y realizar sus actividades diarias.

Es muy fácil

A diferencia de otros deportes, el ciclismo no requiere altos niveles de destreza física. La mayoría de las personas sabe cómo montar una bicicleta y una vez que se aprende, no se olvida.

Sólo necesitas una bici por cada miembro de tu familia, equipo de seguridad básica, un poco de práctica y de paciencia (sobre todo con los más pequeños).

Cuida tu bolsillo

Es una actividad muy divertida y económica (ahorras dinero al no pagar gasolina, estacionamiento e incluso transporte público).

Sin duda, andar en bicicleta mejora incluso el estado de ánimo.

Es para todos

Al ser un ejercicio aeróbico saludable de bajo impacto, lo disfrutan personas de todas las edades, desde niños pequeños hasta adultos mayores.

Les ayuda a ponerse en forma porque les da a su corazón, vasos sanguíneos y pulmones, un "buen entrenamiento".

Sin embargo, si estás embarazada es mejor que esperes un poco para practicarlo.

Es multifuncional

Ya sea para ir a trabajar, llevar a tus hijos a la escuela, ir al parque en familia u organizar una carrera entre hermanos, el ciclismo es ideal para combinar el ejercicio regular con la rutina diaria.

Cuida el medio ambiente

En nuestro país, ya es común ver personas que se transportan en bicicleta todos los días (como transporte, recreación o deporte), pues disminuye el tráfico vehicular al ocupar menos espacio para circular.

Recuerda que este vehículo no contamina: emite cero emisiones de gases de efecto invernadero.

Rueda a rueda

Esa actividad es tan intensa como se quiera. Puede realizarse a muy baja intensidad (para empezar una rutina diaria, si alguien se recupera de una lesión o como una actividad recreativa para los niños).

Sin embargo, en el caso de los adultos puede representar un entrenamiento físico exigente. La duración también puede variar mucho, depende de la edad, pero siempre es necesario estirar un poco los músculos (calentamiento) para evitar algún calambre o malestar.

A seguir la ruta

Una buena idea para que los niños se entusiasmen por esta actividad es dejar que participen en la planificación de la ruta (de esta manera podrán disfrutar más el viaje).

Para ello, la tecnología es una gran herramienta. Aplicaciones para tabletas o smartphones, Internet o GPS se convierten en sus mejores aliados para obtener información sobre rutas ciclistas, estado del tiempo, mapas interactivos e incluso, compartir sus logros en las redes sociales.

El ciclismo es el ejercicio de bajo impacto que puede ser disfrutado por personas de todas las edades. Inclúyelo en la rutina de tu familia.

Fuente: Salud180


Vía PPN

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio