jueves, 12 de diciembre de 2013


La indignación y el coraje que provocó en muchos la muerte del ciclista Josué Ramos Ortiz el mes pasado se transformó este domingo en una multitudinaria manifestación en la que cientos de personas pedalearon por las calles de San Juan para reclamar mayor seguridad en las vías públicas para quienes hacen de estos vehículos de dos ruedas su medio de transporte.

  La Bici Marcha Nacional, organizada tras la muerte de Ramos Ortiz en la carretera PR-2, en Vega Baja, logró reunir desde tempranas horas de la mañana a un significativo número de aficionados y profesionales del ciclismo, quienes en repudio a las muertes y agresiones de las que son objeto, exigieron al gobierno que garantice el cumplimiento de la Carta de Derechos del Ciclista y Obligaciones del Conductor de la Ley de Vehículos y Tránsito.


La marcha partió a las 10:00 a.m. desde los predios del Estadio Hiram Birthorn, en Hato Rey, y casi una hora después llegó hasta el Capitolio. Durante el trayecto, los manifestantes se detuvieron momentáneamente en la avenida Ponce de León, a la altura de la Milla de Oro, en Hato Rey, y allí hicieron a un lado sus bicicletas y se tendieron en el piso para recrear las agresiones sufridas por parte de los conductores de vehículos de motor.

Al arribar a la Casa de las Leyes, los primeros en tomar la palabra fueron Eli Ramos y Stephanie Villanueva, padre y viuda de Ramos Ortiz, respectivamente, quienes ante cientos de espectadores expresaron el dolor que les causó la partida del ciclista de 30 años, y pidieron justicia para él y para todos aquellos que han perdido la vida mientras utilizan las bicicletas por las carreteras del país.

"Lamento hoy estar aquí sola, pidiendo justicia para él, pero a la vez sé que este evento ha sido acelerado debido al alto precio que pagó Josué hace un mes y cinco días", manifestó desde las escalinatas del lado sur del Capitolio, Villanueva, quien vestía una camiseta negra que leía: "Justicia para Josué".

Villanueva pidió un alto a la hostilidad en las carreteras e hizo un llamado a la tolerancia en aras de que los ciclistas puedan convivir en armonía con los conductores de vehículos de motor sin sentir que sus vidas están en perpetua amenaza.

“A estas personas las esperan en sus casas. Yo al mío todavía lo espero en mi casa, pero lamentablemente, por culpa de un conductor negligente e inhumano ya no podrá llegar”, dijo la mujer con voz entrecortada.




"Cuántos ciclistas tienen que morir para que cambien las leyes y sean más rigurosas las sentencias para quienes cometen estos actos... Espero que la muerte de mi esposo no sea en vano y que cada uno de ustedes recuerde que podría ser Josué", añadió.

Stephanie Anderson, del colectivo "No Más Muertes en Bici", una de las organizaciones que gestó la marcha, indicó que en la última década unos 145 ciclistas han muerto en las calles de la Isla, y recalcó que la marcha de este domingo es solo un primer paso en la movilización de quienes corren bicicletas en busca de que se respeten sus derechos.

"Estamos aquí para protegernos, querernos, organizarnos, para rodar en paz. No queremos seguir muriendo por practicar un deporte", enfatizó Anderson.

Entre los asistentes a la actividad, figuraron el secretario del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), Miguel Torres; la administradora de Compensaciones por Accidentes de Automóviles (ACAA), Dorelisse Juarbe, y el director ejecutivo de la Comisión para la Seguridad en el Tránsito, José Delgado.

También estuvieron presentes los representantes populares José Báez y Manuel Natal, quienes junto a sus correligionarios Carlos Vargas Ferrer y Ramón Luis Cruz, y el representante novoprogresista José "Quiquito" Meléndez, presentaron un paquete de medidas para incentivar el uso de la bicicleta como medio de transporte e instruir a la ciudadanía sobre su uso y sus beneficios a la salud y el ambiente.

Entre las piezas presentadas, figura un proyecto para educar sobre los derechos del ciclista y obligaciones del conductor en las vías públicas. En cuanto a la educación del conductor, se propone enmendar la Ley de Vehículos y Tránsito para añadir como requisito previo a tomar el examen de aprendizaje, participar de un curso educativo sobre la Carta de Derechos del Ciclista y las Obligaciones del Conductor.

De igual forma, se ordena que se incluyan en el examen de aprendizaje preguntas relativas a los derechos de los ciclistas y las obligaciones del conductor, y se propone añadir como requisito de evaluación durante el examen práctico para obtener la licencia de conducir, situaciones de interacción con ciclistas en las carreteras.

Algunas de esas propuestas, presentadas la semana pasada, recibieron el respaldo inmediato del secretario del DTOP.


Visto en El Nuevo Día

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio