lunes, 2 de junio de 2014

"Nairoman", como le dicen en Colombia, celebra su primer lugar en la clasificación del Giro de Italia. Con apenas 24 años, se está convirtiendo en el ciclista más importante de la historia de Colombia.

A Nairo Quintana le luce el rosa. Tal vez ya lo sabía de antemano, porque al día siguiente de su épica victoria en el ascenso a Val Martello, en la etapa número 16 del Giro de Italia, todo su atuendo era de ese color: las gafas, el casco, las zapatillas, la bicicleta. La camiseta.

O tal vez lo que ya sabía es que iba a ser el líder, el vencedor que ahora le sonríe a todos desde el podio de los triunfadores.

La campaña de Colombia en este Giro ha sido histórica: primer y segundo lugar, montaña, cuatro etapas ganadas y la sospecha de que el ciclismo del país sudamericano se encuentra en las puertas de una nueva (o mejor) época dorada.

"La época de oro del ciclismo colombiano ya está ocurriendo: este Giro, el segundo puesto de Rigoberto Urán y Nairo el año pasado en Italia y Francia. La medalla de plata de en los Juegos Olímpicos son muestras de eso", le dijo a BBC Mundo el técnico de ciclismo Claudio Corti, quien dirige al Equipo Colombia.

Los apellidos sobran: a los enormes de Quintana y Urán, se suman el de Duarte, Arredondo -quien ganó una etapa-, Betancur que se ya robó la Paris-Niza de este año y en 2013 se vistió con la camiseta blanca del mejor joven del Giro. Todos nombres por sonar.

Todos ellos vienen de las tres cordilleras que cruzan el país donde aprendieron a subir y flotar en la bicicleta.

El mundo, de rodillas

El planeta del ciclismo parecía haber perdido las emociones de antaño gracias al devastador impacto del doping de la década pasada. Los ídolos caían por los escaños de la popularidad gracias a sendos escándalos: Pantani, Amstrong, Contador, entre otros.

Ahora, gracias en parte al esfuerzo de los colombianos y figuras como el italiano Fabio Arú, los ingleses Bradley Wiggins y Chris Froome, el australiano Cadel Evans, entre otros que adornan el panorama, parece recobrar su fuerza. Y los medios alrededor del mundo observan atentos el fenómeno.

"Arú (el ciclista italiano Fabian Arú, la gran esperanza italiana) hizo un tremendo tiempo, pero llegó con la lengua afuera a la meta en la cima de Grappa, Quintana lo superó en tiempo sin mostrar ni siquiera que estaba haciendo fuerza en el ascenso", se leyó en el sitio online del diario L’Equipe.

"En la etapa 19, fue mejor la lección de Quintana, quien después de que su Movistar condujera al pelotón toda la etapa se quedó solo en los últimos kilómetros rodeado de todos los principales de la general esperando que le atacaran. Más ninguno le atacó a él directamente, sino que más bien se atacaban todos entre sí, peleando por los puestos de honor tras el intocable colombiano", escribió Carlos Arribas en El País de España.

El mundo atento a Nairo y a los colombianos. "Las cosas claras, en el Giro manda Colombia y Quintana se muestra todopoderoso" publicó el diario Marca.

Te invitamos a leer el artículo completo en CNN click aquí.

Vía CNN Noticias

Lo + visto del último mes

Lo + visto del sitio